Uno de los símbolos más importantes de feminidad es el pecho. Sin embargo, el busto es muy sensible y pierde su firmeza a lo largo de los años en su lucha contra la gravedad. También está fuertemente condicionado a los cambios de peso por lo que mantener un pecho firme es un esfuerzo casi constante.

Debemos saber que el pecho lo compone principalmente tejido mamario y glándulas. Es decir, los senos como tal no contienen músculos si no que se asientan sobre el músculo pectoral y se sostiene únicamente por la piel.

Fuente: Consejos de belleza
Para más información: Pechos más firmes: consejos de belleza para conseguirlo

Advertisements