Hasta hace poco más de un siglo, la comida de verdad, como huevos, carne y fruta figuraba de manera prominente en la mayoría de desayunos. Por desgracia, una serie de factores confluyeron para que el desayuno se haya convertido en una explosiva mezcla de cereales refinados y azúcar.

etiquetas: kellog`s, cereales, desayuno, azucar, alimentación

» noticia original (fitnessrevolucionario.com)

Fuente: Menéame
Para más información: El engaño de Kellogg’s

Advertisements