Los humanos somos seres asimétricos. En una etapa temprana de nuestro desarrollo embrionario el corazón se va hacia el lado izquierdo del tórax y el hígado empieza a crecer en el derecho. El pulmón derecho es distinto que el izquierdo, el estómago se desplaza desde la línea central y también nuestro cerebro se va convirtiendo, a pesar de su aspecto exterior relativamente simétrico, en una estructura funcionalmente asimétrica. Somos también asimétricos bioquímicamente y en las fases tempranas del embrión se producen distintas proteínas…

etiquetas: neurobiología, neurociencias, ciencia, divulgación

» noticia original (jralonso.es)

Fuente: Menéame
Para más información: El cerebro zurdo

Advertisements